Crochet: Neck Warmer with Buttons

Image

My latest crocheting project is this buttoned neck warmer.

I have 5 skeins of this yarn. I bought it long time ago on clearance at a Walmart back in Southern California. It was practically free and it was during a time where I wasn’t a pro (not that I’m a pro now, but I have some tricks up my sleeve) and didn’t know how to switch colors. I thought my best option was to get variated yarn.

The problem I have with this yarn is that is too spring-y and here I go making a neck warmer. I guess it’s practical since we get cold springs and summers. Upon completion I decided it’s not that bad after all.

I got the pattern from Ravelry and used a size I hook.

I am trying to use up all of my yarn stash and so I’ll be posting some other stuff I make with what’s left.

Advertisements

Crochet: Amigurumi Love Turtles

This request was by a cousin of mine that loves turtles. She wanted a couple of turtles and her wish was my command. I did not work from a specific pattern. I had to come up with it as I went. I did a basic amigurumi ball for the head and for the body I made a vase-type body. For the shell I made half a ball and added some ruffles. I used 6mm doll eyes but wished I had 9mm. I like making these cute creatures but amigurumi gives my hands a work out. I end up with aching hands and I have to take breaks to rest so my carpal tunnel does not come back which is why this project took me months to complete. The results, however, make it all worth it. Don’t you think?

Image

Image

Image

Image

Image

Unbreakable by Jenni Rivera

Unbreakable by Jenni Rivera

My husband gave me this book as an early birthday present. He wanted to wait until my actual birthday but he knew I wanted to read it right away. He was right. I’ve been a fan of hers since before she became really famous. Growing up in Southern California, I was exposed to her music and her toughness. I had found someone I could admire for her big “ovarios.” Upon receiving this gift from my husband I immediately knew I had to prepare myself mentally before reading.

Reading has been a passion of mine. Books and writing have been an escape and coming from one of my greatest idols that died in a tragic accident, I knew it was going to reach my most inner feelings and thoughts.

Yesterday I felt ready and I picked up the book while I was eating breakfast. I am a fast reader and by lunch time, with pauses and breaks to attend my toddler, I had read through half of the book. I picked it up again and by the time it was time to go to bed I was finished with it.

I was not disappointed. It was a genuine book. I was expecting it to be highly edited but Jenni’s voice was clearly visible. It didn’t have fancy vocabulary. It was as humble as she was.

I did find details even as a fan I didn’t know about. She was an extraordinary woman and mother. At the end of the book I couldn’t help but to feel sad that she is gone. At the same time I was glad she had left something as great as her writing.

I too hope to leave something special. It motivates me to continue blogging.

I encourage people to read her story. Superstars are also human. There is always a struggle to great achievement. And these struggles can too make us unbreakable.

Bebé #2

No he escrito nada sobre la futura llegada de nuestro segundo bebé. Y para ser sincera se me ha ido tan rápido el tiempo, que me acaba de dar cuenta que tengo 26 semanas. En 14 semanas conocerémos a nuestro bebé a quien esperamos con mucho amor.

Me he sentido muy bien y me encanta verme en el espejo. Algo de estar embarazada me hace sentir aún más bella y me anima toda las mañanas. Me doy cuenta de el gran milagro que es tener un ser pequeñito creciendo dentro de mi. También, me pongo a pensar de como ha cambiado mi vida y todo lo que he vivido en mis 26 años de edad.

El 1er Trimestre

El primer trimestre fue un poco difícil. Era cuando me estaba arreglando los dientes y viajaba a San Diego cada mes. No me había dado cuenta que estaba embarazada y cuando lo supe temía tantas cosas. Decidimos no decirle a nadie hasta que tuviéramos 3 meses de gestación. Mi primer embarazo no se logró hace tres años y el miedo no se borra aún cuando tuve un embarazo sano que me dio a un hermoso hijo.

Esta vez me dieron unos ascos y mareos espantosos. Con el simple hecho de ver, me daba asco las cosas. Bajé mucho de peso porque solo podía comer ciertas cosas. Estaba en peligro de anemia porque me mareaba mucho y mis encías estaban blancas. Los ascos me daban con todo. Tuve que sacar todos los zapatos de la casa porque el olor a piel, plástico y hule me hacían correr al baño. Pobre de mi cuando tenía que cambiarle el pañal a mi niño. Cuando le preguntaban que como le hacía mamá, el contestaba “guac.”

Nuevamente no fui al doctor hasta después de las 10 semanas. Cuando vi a mi bebé en el ultrasonido vi que nuevamente me esperaba un bebé fuerte y con muchas ganas de vivir.

Poco a poco empezamos a anunciarle a nuestra familia de la noticia y muchos empezaron a adivinar que iba a tener. Que por cierto muchos dijeron que iba a tener niña. Yo desde un principio supe que yo sería madre de dos varoncitos. Pero yo solo lo que pedía y pido es un bebé sano.

El 2ndo Trimestre

Repito, que se me ha ido tan rápido todo que me temo no tener mucha información del progreso. En cuanto supe ya estaba en mis últimas semanas del segundo trimestre. Ya aquí fue dónde tuve un antojo grande y que yo temía nunca se me fuera a cumplir… Corundas!

Este antojito Michoacano me estaba volviendo loca. Cada planta que miraba yo me imaginaba corundas envueltitas y listas para comer. Le platiqué a mi mamá de mi antojo y ella le comentó a mi abuelita. Cuando regresó un tío de México mi querida Mamá Juana me mandó mi bultito de corundas.

Image

En cuanto las recibí las calenté en un comal y me preparé una salsita roja para acompañarlas. Me arrimé un Coca y las prepare con su cremita. La primera mordida sentí tantas cosas que no pude contener las lágrimas. Era la mejor sensación del mundo. Ahora entiendo lo que significa la satisfacción del paladar.

Las lagrimas me corrían mientras me saboreaba las corundas que mi viejecita me había hecho con sus manitas. Las mismas manos que criaron a mi madrecita. La emoción fue muy grande y es algo que nunca voy a olvidar. Tendré que ir a Michoacán para ver a mis viejitos y darle un abrazo muy fuerte a mi Mamá Juana por haberme cumplido mi más grande antojo.

Hoy

Hoy me encuentro sintiéndome muy bien. La semana pasada no podía decir lo mismo. Después de un viaje al acuario con mi esposo y mi niño me dio un dolor de caderas que me impidió caminar por toda una semana. La doctora ya me había dicho que con este embarazo mis caderas se estaban abriendo mas y que tenía que tener cuidado cuando cargara a mi niño. Hubo muchas ocasiones donde no hice caso y lo cargaba para ver a los peces. Eso y la falta de soporte de calzado me obligaron a quedarme en cama durante una semana.

Image

Aquí estoy desobedeciendo órdenes de la Dra. y cargando a m niño muy feliz.

Así es amigos, nuevamente seré mamá y estoy muy ansiosa de conocer y tener a mi bebé aquí conmigo.